anuncios breves

Antroposofía y escuelas Waldorf:

Invitamos a todos quienes puedan aportar
testimonios acerca de esta secta y sus
escuelas a comunicarse con nosotros
a fin de recabar material para un informe
que estamos realizando. Gracias
===============


Los milagros del pastor Cash:


Los seguidores del pastor afirman que
recientemente realizó dos milagros
en nuestro país. Buscamos a los
beneficiarios de tales milagros o
quienes los conozcan
===============

Nueva sección:

En la nueva pestaña
"Archivo radial"
podrán descargar el audio
de nuestras intervenciones
en Rebeldes con Causa
===============


Por cualquiera de los anuncios de esta
sección pueden contactarnos escribiendo
a garcofagos@gmail.com o rellenando el
formulario de contacto ubicado al pie del blog

.

viernes, 8 de noviembre de 2013

La indebida impunidad de las creencias religiosas. Parte 1 Tema de Garcófagos Espacio Radial 07/11/13



Cuando atacamos por cualquier razón las creencias religiosas de otras personas, estas suelen escudarse tras una especie de traje de invulnerabilidad, cuyo argumento central pasa por el hecho de que el cuestionamiento a la religión ajena es una falta de respeto.
Podemos poner en tela de juicio las convicciones políticas de los demás, sus preferencias deportivas, incluso sus pocas o muchas posiciones filosóficas, y todo esto nos será tolerado mucho más allá de los límites hasta los cuales se nos permitiría cuestionar su religión, al menos sin correr el riesgo de un incidente personal. 

¿Por qué son respetables las creencias religiosas? ¿Por qué defienden con tan férrea firmeza sus adherentes, ese halo de inmunidad?
Sencillo: porque esa inmunidad es las que le permite a sus miembros conductas que en otros ámbitos serían reprobables, condenables o cuando menos incorrectas.
Seguramente usted, amigo lector, pocas veces ha considerado seriamente la cantidad de prerrogativas a las que las personas, en nombre de sus creencias religiosas, tienen acceso.
Para darnos cabal cuenta de ello, nada mejor que descontextualizar los ejemplos.


Suponga usted que yo soy un militante de los derechos sexuales algo exagerado.
Que voy a la puerta de las instituciones de enseñanza y les suministro material a los chicos donde les explico que si se sienten atraídos por personas del mismo sexo, deben inmediatamente asumir su condición de homosexuales o por lo menos, ponerla a prueba. Que los pare en la calle y les insista sobre si están seguros de ser heterosexuales. 
¿Se imaginan? 

-A ver joven, sí, vos, el de gorra.. ¿Cómo te llamás?
-Daniel
¿Cuántos años tenés?
-14
-Bien, Daniel.. ¿Te gustan los varones?
-No
-¿Estás seguro?
-Sí, claro.
-Mmmm, a mi me parece que sos joven para estar seguro. ¿Probaste alguna vez acostarte con otro varón?
-¡Noooo!- (Un poco horrorizado contesta el pequeño monstruito en tanto otros monstruitos similares se acercan interesados).
-¿Seguro que no te gustan? Fijate por ejemplo en aquel rubiecito de allá.

El botija mira al rubiecito con un poco de cara de asco, pero soy un adulto, un adulto convincente y entrenado para esto. El chiquilín se siente incómodo, no duda pero le parece que sí.

-¿Sabías que muchos chicos son heterosexuales por la presión social que reciben de su familia y de la sociedad? ¿No será tu caso? Pensalo bien, porque si te equivocás, vas a vivir toda tu vida como un desgraciado con la identidad errónea.
-¿Cómo?

Acá es donde lo apabullo con un montón de conceptos tan abstrusos como inadecuados para su edad y su nivel de educación. Lo enmaraño con palabras alineadas sin significado alguno.

-Sí, así es, buena parte de las personas no consolidan adecuadamente su identidad sexual si no han probado las dos alternativas. Tenés que tener relaciones sexuales con chicos de ambos sexos para estar seguro, o te espera una vida muy amarga y triste, donde nunca vas a poder estar con quien querés y eso te va a llevar a fracasar en todos los ámbitos; en el trabajo nunca vas a pasar de los puestos más despreciables, en el estudio fracasarás porque tu orientación sexual verdadera estará latente en tu ego profundo y su superyó se sentirá prisionero de una condición represiva intolerante que generará agobiantes tensiones con tu yo, y pueden incluso impulsarte al suicidio, o a compulsiones incontrolables y autodestructivas potencialmente peligrosas para los demás...

Abusé del poder contra un chico, lo intimidé con palabras y conceptos difíciles, cometí abuso de autoridad, arrasé su individualidad aprovechándome de mi mayor preparación y conocimiento.  Daniel, el botija, se aleja con algunas dudas y se aleja porque lo dejé alejarse, de otra forma, podría haberlo retenido cuanto tiempo considerara necesario.

Si hiciera semejante cosa, seguro no violaría ninguna ley, pero también es seguro que una docena de padres me buscarían para remodelarme para mal lo que me va quedando de dentadura. 

Sin embargo, si utilizara similares conocimientos y prerrogativas para hablarle de dios, seguramente los padres se encogerían de hombros al enterarse y mis dientes no correrían demasiado riesgo.

Abusar intelectualmente de un niño o un joven, no está mal visto cuando lo hacés en nombre de una religión. O al menos de las religiones que cuentan con el aval popular, es decir, en nuestro país, las cristianas. 

Este es uno de los subproductos de la inmunidad con que cuenta la religión. Y no es un subproducto menor. Miles de niños son adoctrinados día a día por las religiones y a nadie parece preocuparle en lo más mínimo. Miles de niños tienen que aprender conceptos incomprensibles e ilógicos como el de la Trinidad y aceptarlos porque vienen de una autoridad que se los enseña en pie de igualdad con la historia de la Cruzada Libertadora o la tabla del 7.



Comentarios, avisos, informaciones, amenazas.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Etiquetas

Religión (6) adoctrinamiento (4) niños (4) Iglesia Católica (3) Adivinadores (2) In vitro (2) Islam (2) adivinación (2) astronomía (2) ciencia (2) desmistificar (2) enseñanza (2) psíquicos (2) 24 de Noviembre (1) 9 de noviembre (1) Aborto (1) Abuso (1) Agricultura (1) Anabella Loy (1) Antonio Mercader (1) Aratirí (1) Ateismo Racionalista (1) Bioética (1) Carl Sagan (1) Charrúas (1) Comparación (1) Comunión (1) Conferencia de Paz Musulmana (1) Confucio (1) Cotugno (1) Dia del Orgullo Primate (1) Eduardo Blasina (1) Educación (1) Fahad (1) Historia (1) Homeopatía (1) Homofobia (1) Inquisición (1) Instrumentos de tortura (1) Intolerancia (1) Jesús (1) Juan Carlos Rubio (1) Juan Grompone (1) Juan José Verdesio (1) Laicidad (1) Lapidación (1) MLM (1) Mahoma (1) Miguel Pastorino (1) Minerìa (1) Mitos (1) Montevideo (1) Museo Torres de la Llosa (1) New Age (1) Noruega (1) PISA (1) Pena de Muerte (1) Peter Sprechmann (1) Randi (1) Reiki (1) Reproducción (1) Sanguinetti (1) Segregación (1) Sentencias (1) Sequeira (1) Sunní (1) Sylvia Corte Cortazo (1) Terapias alternativas (1) Tortura (1) Uruguay (1) Velo (1) Ventas piramidales (1) abre caminos (1) adventistas (1) alma (1) apocalipsis (1) bautismo (1) caltolicismo (1) carta (1) chantas (1) confesión (1) conjuro (1) crudivegano (1) deporte (1) estafa (1) futurología (1) fútbol (1) limpieza espiritual (1) magia (1) magisterios separados (1) milagros (1) mujer (1) peñarol (1) pitonisa (1) predicación (1) respeto (1) sanación (1) umbanda (1) veganismo (1) vidente (1) video (1)

Por una verdadera laicidad

Los invitamos a sumarse a esta propuesta:

Sociedad de Amigos de la Educación Laica